noticia_03b 

La situación tras el estado de alarma en nuestro país ha dejado muy tocados a sectores relacionados con el turismo, el transporte, la automoción y las actividades culturales o de ocio, y son pocos los sectores económicos a los que no les ha afectado esta inesperada crisis[1].  

En nuestra comunidad hay actualmente un número muy alto de empresas andaluzas acogidas a ERTEs y en nuestra provincia, tan castigada en crisis anteriores, acostumbrada a los EREs y al cierre sistemático de empresas, se cierne ahora sobre el sector aeroespacial una reducción importante de su actividad y una amenaza de despidos, sector que ha sido en los últimos años una fuente de empleo para los egresados de nuestra Escuela. 

Junto a los países de nuestro entorno, nos enfrentamos a un nuevo escenario de crisis, lleno de dudas e incertidumbres, tanto sanitarias como económicas. Sanitarias por la amenaza de nuevos rebrotes, que nos obligan a trabajar y a relacionarnos con unas normas a las que no estábamos acostumbrados. Económicas por la contracción de la demanda y la necesidad de reactivar el consumo y la actividad mediante planes de choque en sectores estratégicos, que generen confianza en empresas y en autónomos y evitar así una recesión más profunda. 

En este nuevo escenario de crisis que los expertos creen que durará al menos hasta el 2022, nos fijamos en el modelo de gestión Lean que surge y adapta la empresa Toyota, en un país devastado por la Segunda Guerra Mundial, que la conduce a unos excelentes resultados y la hace líder mundial en la fabricación de vehículos, porque puede aportarnos alguna esperanza y optimismo para encontrar el camino de volver a la situación anterior. 

La base estratégica del Toyota Production System en el cual se fundamenta el modelo Lean [2], es una filosofía que se enfoca en el largo plazo, en lugar de en buscar los resultados a corto plazo. Su misión es generar valor para el cliente, la sociedad y la economía, reinvirtiendo en las personas, producto y fabrica, sin olvidar el compromiso total con la calidad. 

El objetivo de Toyota es sobrevivir y para eso realiza una integración de todas las funciones corporativas para dar apoyo a ese objetivo de supervivencia, reduciendo costes y reinvirtiendo en el futuro y seguir haciéndolo de manera continua, en vez de generar beneficios a corto plazo. 

Este año, el 6 de Noviembre queremos celebrar el IX Congreso Lean en la ESI, en esta ocasión de forma telemática, con el objetivo de que cuatro expertos del mundo empresarial y universitario, nos cuenten su visión de este nuevo escenario y del futuro que se nos presenta, donde seguro que aparecerán nuevas oportunidades para salir adelante y para las que la agilidad y la digitalización, la industria 4.0 y en definitiva la innovación y las nuevas tecnologías jugaran un papel importante y nuestros alumnos para aprovecharlas tendrán que prepararse mejor, con una mentalidad innovadora. 

Contaremos como siempre con el apoyo de la dirección de la Escuela, de los profesores colaboradores y de la Delegación de alumnos. 

[1] https://blog.funcas.es/paisaje-economico-tras-el-estado-de-alarma/ (14/07/2020)
[2] Liker, Jeffrey K. Las Claves del Éxito de Toyota. Gestión 2000. Barcelona 2006 (Traducción Lluis Cuatrecasas)
 

El Equipo Organizador. 
24 de Julio de 2020.